Creativialab | Los valores y las empresas
Somos un grupo de personas, cada una especializada en un área diferente, pero con una visión global común. Simplemente logramos imaginar con contenido.
Creativialab, marketing, Barcelona, valores, creatividad
1560
post-template-default,single,single-post,postid-1560,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Los valores y las empresas

valores

¿Por qué son tan importantes los valores para nosotros?

Los valores son aquello intrínseco que nos lleva a tomar unas decisiones u otras en la vida. Son los principios básicos que guían nuestra conducta y nuestra manera de relacionarnos. Estos valores que nos acompañan se forjan en base a lo que nuestros padres nos enseñan, a lo que vemos en el colegio, a lo que observamos en casa. Sin embargo, estos valores pueden verse modificados por personas que se cruzan en nuestro camino y nos marcan, o por experiencias que impactan en nuestras vidas.

Entonces, ¿por qué son tan importantes los valores para nosotros? Porque son el núcleo de nuestro ser, lo que hay en lo más íntimo de nuestra persona. No podemos actuar en contra de ellos y no podemos decidirlos, pero, sin embargo, están presentes en las decisiones del día a día, determinando con qué personas compartimos nuestras vidas y de qué otras nos distanciamos.

Del mismo modo que las personas nos guiamos por estos valores, las empresas también. Todas ellas, lo tengan o no recogido en un documento, tienen sus propios valores, y son éstos los que marcan su cultura. Y así, los valores de la empresa, del mismo modo que en las personas, impregnan su día a día: la manera de relacionarse con el entorno y la sociedad, el tipo de liderazgo que se ejerce, la clase de comunicación que se emplea e incluso qué tipo de clientes tendrán y qué negocio desarrollarán.

En los últimos años cada vez más empresas centran sus procesos de selección en los valores. Es muy importante que la persona que va a incorporarse a un equipo tenga los conocimientos y las competencias necesarias para desempeñar sus funciones, pero es clave que haya una consonancia entre sus valores y los de la compañía. Si una persona tiene unos valores alineados a los de su organización estará mucho más comprometida con el proyecto, creerá en él y luchará por él; será incluso capaz de superar alguna carencia con respecto a conocimientos o competencias si comparte esos valores.

Por ello, dentro de la diversidad de opiniones, creencias, personalidades y maneras de relacionarnos, es crucial para remar todos a una y con fuerza, compartir lo más fundamental de ese núcleo, esos principios y valores que nos hacen luchar por el mismo fin.

Clara Gil