Creativialab | La importancia del E-Commerce en el 2018
Somos un grupo de personas, cada una especializada en un área diferente, pero con una visión global común. Simplemente logramos imaginar con contenido.
Creativialab, marketing, Barcelona, valores, creatividad
17751
post-template-default,single,single-post,postid-17751,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

La importancia del E-Commerce en el 2018

El año pasado, el 74% de los internautas declaraba realizar varias de sus compras semanales o mensuales por internet. Ello incluye desde los productos básicos de supermercado, hasta artículos más caros como ropa, decoración o viajes. ¿Y en qué se traduce ese 74% en números absolutos? Pues nada más y nada menos que en 16 millones de personas. 16M de clientes potenciales para tu negocio. 16M de personas dispuesta a comprar un sofá desde su propio sofá.

A menudo se cae en el error de pensar en el E-commerce como una herramienta única y exclusivamente B2C, pero en realidad hay muchas variables: B2B, B2B-2C, B2C-2B, etcétera. Es decir, que poco importa si eres un mayorista, un minorista, o una marca pequeña, mediana o grande: el E-commerce es para todos. La frecuencia media de compra de este público este dos o tres veces al mes, y realizan un gasto medio de 75€ cada vez que realizan una compra. ¿No está mal, verdad?

Al no existir un espacio físico del que se deriven costes de estructura, podemos ahorrar dichos costes, y al mismo tiempo, conocer el coste exacto del retorno de cualquier inversión que realicemos sobre nuestro negocio. El carecer de costes de estructura nos genera también una mayor rentabilidad de la cualquier inversión que hagamos, por ejemplo, en Google Adwords o en Facebook Ads. Algo que al mismo tiempo nos permite ofrecer valor añadido a través de la publicidad: información, ofertas, promociones, productos exclusivos, etc.

Asimismo, con un E-commerce moderno, el conocimiento del cliente es mucho mayor: cómo llega a nosotros, de donde llega, qué productos ve, cuánto tiempo se detiene en ellos, etc. La interacción es permanente porqué mediante las redes sociales y los newsletters establecemos una comunicación fluida y caliente sobre nuestro traget potencial. Recordémoslo: esos 16 millones de personas.

A partir de aquí las posibilidades que se abren ante tu negocio son casi infinitas: blog, newsletter, landing pages, redes sociales, newsletter, formularios de registro, segmentación de leads, marketing Inbound, etcétera. Todo focalizado a vender. Aproximadamente el 70% de comercios, pequeños a grandes, disponen de una página web o e-commerce actualmente. ¿Y tú? Escríbenos si te lo estás planteando…